Institucional
Inicio / Institucional

La seguridad vial la hacemos

entre todos



En el marco de políticas públicas necesarias para reducir la siniestralidad, la provincia se encuentra implementado medidas no solamente en el ámbito de la salud, educación y seguridad. De manera activa y a través de los distintos poderes del Estado y sus organismos se vieron demostrado con la implementación de distintas medidas. A través de la Ley XVIII N° 40 de la provincia de Misiones se declara la emergencia en seguridad vial. En el mismo orden y con la misma normativa se crea en el ámbito del Poder Ejecutivo provincial y en la órbita del Ministerio de Gobierno, la Unidad Administrativa de Control de Infracciones (U.A.C.I.), que tiene competencia en el CONTROL ADMINISTRATIVO (Juzgamiento) de las Actas y Notificaciones de las infracciones a la Ley XVIII - N.° 29 (Antes Ley 4511) y sus Anexos, detectadas por los medios mecánicos y electrónicos. La U.A.C.I., actúa como instancia administrativa única, obligatoria y previa al juzgamiento de la Justicia Provincial, con plena facultad de Jurisdicción y Competencia. Se encuentran a disposición distintos medios para el fácil acceso de la ciudadanía de todo el país, no solamente la oficina ubicada en calle Jujuy 2332 de la ciudad de Posadas; sino también los medios digitales y telefónicos a través de las cuales se podrán realizar gestiones de manera personal sin necesidad de una asistencia con patrocinante.

Dirección de monitoreo vial

Dependiente de la Dirección General de Seguridad Vial y Turismo, de la Policía de la Provincia de Misiones; tiene como misión abordar todas las Rutas Nacionales, Provinciales que trazan la provincia, a través de tareas preventivas de fiscalización y concientización, con equipos cinemómetros fijos y móviles, estos últimos mutan de acuerdo a las estadísticas de hechos viales ocurridos, denominados zonas críticas.

Por ello su principal objetivo es el logro de la reducción de hechos viales que en su mayoría y debido a la topografía característica de la región son con desenlaces fatales. En este sentido el Estado ha tomado las direcciones fundamentales para el trabajo en materia de seguridad vial como ser la educación desde temprana edad en las escuelas; el control y funcionamiento de tecnologías y la imposición de sanciones correctivas. La problemática es particularmente ardua; ya que se ven comprometido el Estado y la responsabilidad de cada uno de nosotros como usuarios de las vía pública.